Generalidades sobre técnicas de vendaje

Generalidades sobre técnicas de vendaje

,Una vez que hemos analizado los tipos de venda que hay según su composición y función, es el momento de entender cómo realizar el vendaje y los tipos de vendajes más habituales. Durante este post comentaremos algunas generalidades sobre la aplicación de vendajes y algunas nociones básicas que servirán de guía. En el próximo post, explicaremos las diferentes técnicas básicas de vendaje con sus respectivos videos explicativos.

¿Sobre qué cara se aplica un vendaje?

La venda siempre se aplica manteniendo la cara externa del rollo de la venda en contacto con la capa anterior, así se deslizará sobre sí misma. A continuación, se muestra en la foto de la izquierda esta manera correcta de aplicación.

El motivo por el cual se aplica siempre la cara externa sobre la zona a vendar, es que así se consigue un mayor control de la fuerza o presión durante la aplicación. El profesional en todo momento podrá controlar la fuerza que aplica y la venda se desplegará de manera constante y homogénea. Si se realiza de la manera opuesta (manteniendo la cara interna del rollo de la venda en contacto con la capa anterior) el profesional tendrá que ir separando la venda de la superficie del paciente para así conseguir desenrollar y posteriormente aplicarla. Esto genera picos de presión irregulares, un menor control en la técnica de aplicación del vendaje, mayor incomodidad tanto al profesional como al paciente. Sin olvidar que se aumentan los riesgos de iatrogenia, al no mantener presiones constantes, y puede impedir la correcta circulación sanguínea y drenaje linfático.

Venda de yeso

Correcto

Venda tubular de compresión

Incorrecto

¿Qué es la superposición a la hora de aplicar un vendaje?

La superposición a la hora de aplicar un vendaje es, una vez realizada una vuelta completa, la cantidad del ancho de la venda que se tapa con la capa siguiente. De tal manera que un 0% de superposición implica que cada nueva capa del vendaje no tapa nada de la capa anterior. Y, que un 100% de superposición es que la siguiente capa del vendaje tapa completamente la anterior. Como veremos en el próximo post una superposición del 100% es la que se ve en los vendajes circulares. El conjunto del vendaje ha de tener un espesor homogéneo, permitir la movilidad y resultar confortable. A continuación se pueden ver un ejemplo de superposicion al 25%, al 50% y al 75%.

Venda de espuma (Pre-tape)

25% de superposición

Venda tubular de compresión

50% de superposición

Venda de crepe

75% de superposición

Otro importante aspecto de la superposición es que a mayor superposición y misma fuerza, se consigue mayor nivel de presión. De tal manera que a más vueltas de una venda en un punto mayor presión se genera en este. Esto se comentará más adelante en mayor profundidad.

¿Hay que poner un vendaje de protección antes de realizar un vendaje de cualquier tipo?

Siempre hay que utilizar productos que amortiguan la presión (algodones, espumas, fieltros…)  en las zonas de riesgo. Proteger prominencias óseas,  zonas que comprometan el juego de la articulación, homogeneizar perímetros evitando pliegues o rellenando concavidades como la zona maleolar. Son pocas las ocasiones en las que no se precisa esa protección. Si vamos a realizar un vendaje de inmovilización por ejemplo, siempre es recomendable aplicar vendas de almohadillado para proteger la zona antes de realizarlo. Incluso, en estos vendajes de inmovilización se recomienda vendar las articulaciones cercanas para evitar más daño y darle soporte. Si vamos a realizar un vendaje descongestivo o postquirúrgico, es imprescindible homogeneizar los perímetros con almohadillados o con sistemas de compresión extrínseca (almohadillas) que refuercen la presión en determinadas zonas.

Actualmente existen vendas que incorporan en su diseño el almohadillado, ya que son propiamente de soporte o protección.

¿Cómo comenzar un vendaje de manera correcta?

Al inicio del vendaje se ha de fijar la venda con seguridad, colocarla en oblicuo, en sentido que vaya desde talón al antepié para dar estabilidad. Se comienza con una o dos vueltas iniciales para fijar la venda y a partir de ahí se continua el vendaje. Las aplicaciones se inician de distal a proximal con el fin de favorecer el drenaje linfático y evitar el edema.

Como hemos visto, hay muchos puntos a tener en cuenta a la hora de realizar un vendaje. Siempre es recomendable acudir a un profesional para realizar el mismo ya que de lo contrario esto podría acarrear lesiones o empeoramiento en la zona afectada.

Realizado por el Departamento Técnico de Calvo Izquierdo S.L.

Con la colaboración de Carmen Alba Moratilla

 

Bibliografia:

Tipos de vendas según su función

Tipos de vendas según su función

En el último post ya estuvimos comentando una de las clasificaciones de las vendas, esta se basaba en clasificarlas en función de los materiales y su composición. Durante el post de hoy comentaremos otra clasificación, en este caso según la función que desarrolla la venda. Pero primero, resumamos las diferentes funciones para las que se utiliza una venda:

Usos de las vendas

Hoy en día las vendas se utilizan de manera habitual por los profesionales sanitarios ya sea en el sector hospitalario, el sector fisioterapéutico o el área veterinaria. De ahí que existan tal cantidad de vendas y otros tantos usos para las que se utilicen.

Algunos de los usos más habituales de las vendas son:

  • Soporte de una herida, tras una operación en muchas ocasiones es necesario realizar un vendaje de soporte para evitar que puntos de sutura o heridas recién cerradas se reabran.
  • Sujeción de apósitos o férulas, tanto los apósitos como las férulas suelen ir acompañadas de un vendaje que las mantenga en el sitio.
  • Protección ante lesiones mecánicas o bacterias, en paralelo con la primera función, parte de los vendajes se realizan a modo de capa protectora para evitar golpes, roces o infecciones externas a la herida.
  • Frenar hemorragias, ante estas heridas se necesitaría muchas veces realizar un vendaje compresivo para disminuirlas o cortarlas.
  • Mejorar el retorno venoso, como es el caso de la úlcera venosa que aparece en los miembros inferiores del cuerpo. De esta manera el vendaje sirve de apoyo al circuito sanguíneo del cuerpo para permitir un recorrido de la sangre correcto.
  • Inmovilización de alguna articulación parcial o total, ante fisuras, fracturas o desgarros musculares uno de los tratamientos pasa por realizar vendajes de inmovilización que permitan la recuperación de la zona afectada.

Clasificación según la función de la venda

Después de observar los usos indicados en la sección anterior se pueden agrupar las vendas en cuatro funciones básicas: vendas de fijación y soporte, vendas de compresión, vendas de acolchado y vendas de inmovilización.

 

1.Vendas de sujeción y soporte

Este tipo de vendas se utilizan principalmente para el soporte de heridas, la sujeción de apósitos y/o férulas y para proteger zonas del cuerpo ante lesiones mecánicas o infecciones. Algunas de las vendas que se utilizan para estos fines serían: vendas de gasa, vendas de crepe, vendas elásticas, vendas cohesivas o vendas tubulares de soporte.

de gasa

Venda elástica

elástica

Venda de crepe

de crepe

cohesiva

Venda tubular de compresión

tubular

2.Vendas de compresión

Se utilizará para frenar hemorragias y para mejorar el retorno venoso, como es el caso de las úlceras venosas. También se utilizan para realizar una inmovilización semirrígida de alguna extremidad.

Entre las vendas más utilizadas en la compresión se encuentran: las vendas de compresión propiamente dichas, las vendas tubulares de compresión y algunos tipos de vendas de crepe.

elástica de compresión

Venda tubular de compresión

tubular de compresión

Venda de crepe

de crepe

Cuando se habla de las vendas destinadas a realizar una función de compresión, especialmente en el caso de las vendas compresivas para el tratamiento de úlceras venosas, hay que mencionar que existen kits que combinan todo lo necesario para realizar este tratamiento compresivo en función de las necesidades del paciente. Son lo que se llaman kits de compresión y serán comentados en futuras entradas del blog más extensamente.

3.Vendas de acolchado.

Cuando se habla de una venda de acolchado, nos estamos refiriendo a vendas que se utilizan previas a un vendaje más agresivo y que lo que buscan es proteger la piel o la articulación del vendaje principal. Entre las principales vendas de acolchado encontramos: los pre tape, las vendas de papel crepado y las vendas de almohadillado. Siendo esta última la más común en la mayoría de los casos.

Venda de espuma (Pre-tape)

de espuma

Venda tubular de compresión

almohadillado

Venda de crepe

papel crepado

4. Vendas de inmovilización

Durante los vendajes de inmovilización lo que se busca es limitar la movilidad, tanto parcial como total, de una articulación. De tal manera que se pueda recuperar una zona dañada o se pueda evitar movimientos dolorosos.

Venda de yeso

yeso

Venda tubular de compresión

fibra de poliester

Como podemos comprobar existen multitud de vendas y su uso es muy variado, también comentar que su clasificación es bastante subjetiva así que no es de extrañar que se encuentren diferentes clasificaciones, aunque en la entrada de hoy se ha intentado aunar los criterios más extendidos.

Realizado por el Departamento Técnico de Calvo Izquierdo S.L.

Con la colaboración de Carmen Alba Moratilla

 

Bibliografía:

Tipos de vendas según su composición.

Tipos de vendas según su composición.

Existen multitud de formas de clasificar una venda, durante esta entrada y la próxima vamos a tratar las dos más extendidas. Por un lado, las clasificaremos según el material y composición de las vendas, por otro lado, en la próxima entrada se clasificarán las vendas según su finalidad o función a la hora de aplicarse. Estas clasificaciones aunque en muchos puntos son comunes en otro hay más tipo o menos tipos.

 

Venda de gasa

Este tipo de venda se usa mucho como venda de soporte, aplicándola sobre heridas ya que puede ser impregnada con vaselina o medicamentos. Al mismo tiempo permite que el aire circule a través de ella permitiendo una muy buena transpiración para la herida. Las vendas de gasa no tiene elasticidad o la que tienen es muy reducida, su uso era bastante habitual antiguamente aunque en los últimos años está cayendo en desuso.

Vendas elásticas

Venda elástica

Son vendas que se adaptan muy bien a cualquier zona del cuerpo gracias a su elasticidad. Su uso principal es la sujeción y soporte, permitiendo proteger las heridas del ambiente evitando que se infecte. Suele estar formado por hilos sintéticos y naturales como: Algodón, viscosa, poliamida y/o PBT

Como podemos imaginar la elasticidad es uno de los factores clave de esta venda, estando alrededor de 100% y con alrededor de 140% para las vendas elásticas de crepe.

Venda elástica de crepe

Venda de crepe

Es un tipo concreto de venda elástica, que se llama así debido a la forma que tiene el tejido que la forma. Se podría decir que es el más extendido dentro de las vendas elásticas. Normalmente cuenta con dos líneas longitudinales a los lados de la venda de color rojo o azul. Es una venda con mucho cuerpo aunque es a la vez muy porosa y deja transpirar muy bien.

La característica principal de esta venda es el gramaje, algunos de los estándares más habituales son 70 gr/m2, 90gr/m2 o 100gr/m2.

Vendas elásticas cohesivas

Venda de crepe

Este tipo de vendas son vendas elásticas a las que se les ha aplicado un proceso para impregnarlas en un material cohesivo, de esta manera la venda adquiere sus propiedades. Este tipo de venda está muy extendido en Europa y América. Su principal ventaja, como ya hemos comentado, es que al fijarse la venda sobre sí misma esta queda fija mucho más tiempo, además, a diferencia de las vendas adhesivas, estas vendas no se pegan sobre la piel o la ropa, facilitando así su retirada.

Vendas de almohadillado

Venda de crepe

Este tipo de vendas tienen como finalidad la protección de alguna zona del cuerpo antes de la realización de algún otro tipo de vendaje, por ejemplo antes de un vendaje de inmovilización tipo yeso o férulas de poliéster, o antes de un vendaje funcional. Normalmente son de algodón, viscosa o algún tipo de fibra sintética. También se las conoce como vendas de algodón o de acolchado. Dentro de las vendas de almohadillado también podemos encontrar lo sé que llaman vendas de papel o vendas de papel crepado cuya finalidad es la misma pero está fabricada por papel.

Vendas de espuma

Venda de espuma (Pre-tape)

Tiene una finalidad parecida a las vendas de almohadillado pero está formada por poliuretano de mayor o menor grosor. En ocasiones este material está impregnado en alguna sustancia que permite eliminar olores, aliviar picazón o disminuir la inflamación. También se les suele llamar vendas de pre tape.

Vendas elásticas adhesivas

Venda de espuma (Pre-tape)

Estas vendas están diseñadas para reducir el movimiento parcial de alguna articulación o alguna parte del cuerpo. Contienen un adhesivo que permite que se fijen a diferentes superficies y contiene un alto poder adhesivo. Es una venda muy utilizada en la aplicación de vendajes funcionales.

Vendas de yeso

Venda de yeso

Tiene como finalidad la inmovilización total de una parte del cuerpo para así permitir su recuperación. Este material al combinarlo con agua se vuelve moldeable y al secarse se queda rígido permitiendo la inmovilización del miembro. Normalmente se aplica sobre alguna venda de almohadillado para evitar dañar la zona del cuerpo.

Vendas de fibra de poliéster

Venda de yeso

Tiene la misma finalidad y uso que las vendas de yeso pero está formado por materiales sintéticos, son más caros que el yeso pero permite que una vez aplicado el paciente pueda mojarse sin perjudicar el vendaje, también es mucho más ligero.

Vendas tubulares

Venda tubular de compresión

Las vendas tubulares tienen forma de tubo y suelen existir 3 tipos principalmente. La venda tubular de compresión, esta genera una leve compresión sobre la zona aplicada. La venda de soporte, es una venda elástica que sirve de protección antes de realizar otro tipo de vendaje. Por último estaría la venda de malla, es una venda muy elástica y que se utiliza como soporte de apósitos y otros vendajes. Este tipo de venda permite una aplicación sencilla. Los materiales de los que está compuesto son muy diversos.

Esparadrapos y tapes

Venda tubular de compresión

Los esparadrapos son vendas que están impregnadas en adhesivo pero a diferencia de las vendas elásticas adhesivas, estas vendas tienen nula o muy poca elasticidad. Están formadas por distintos materiales: Los esparadrapos de papel, los de plástico, los de tela, los de TNT y por último tendríamos los conocidos como tapes, que son como un esparadrapo pero diferente. Aunque todos están formados por un tejido impregnado en adhesivo sus funciones son muy diversas, su uso es muy polivalente desde fijación de vendajes u otros objetos, a su uso en vendajes funcionales o de compresión.

En el caso de los tape son vendas inelásticas adhesivas que aplicado adecuadamente formará ondulaciones de la piel, para aumentar el espacio subdérmico y facilitar el flujo linfático y sanguíneo.

Vendas neuromusculares

Venda tubular de compresión

Son un tipo muy concreto de tapes que debido a las ondulaciones de su tejido y siempre siendo aplicado por profesionales del sector, permite la recuperación muscular de una manera más rápida y efectiva. Su uso está muy extendido en campos como la fisioterapia y la rehabilitación deportiva.

Es una venda adhesiva, con elasticidad sólo en sentido longitudinal.

Como podemos comprobar existen multitud de vendas y su uso es muy variado, es muy importante conocer todos estos tipos y a la vez sus composiciones, ya que sus funciones y manera de aplicación dependen mucho de ello.

Realizado por el Departamento Técnico de Calvo Izquierdo S.L.

Con la colaboración de Carmen Alba Moratilla.

Bibliografía:

  • Fundamentos de la enfermería Kozier and Erb
  • Vendajes e inmovilizaciones. Manual de bolsillo para enfermería Cristina Gomez Enriquez M1 Jose Rodriguez Rodriguez
  • El vendaje funcional. Toni Bové